jueves, enero 29, 2009

Los cumpleaños.

Navegando por la red, me encontré con las canciones del programa juguemos a cantar, el cual pasaba al principio de los 80´s, se han de acordar de Katy con la risa de las vocales, “así se ríe la a, ja, ja, ja, ja”, Lorenzo Antonio, “hay como me gustas, como, como, como me gustas”, entre tantas canciones que si no vieron juguemos a cantar, las escucharon en cualquier fiesta infantil además de odisea burbujas cepillin y tal vez las ardillitas las cuales no podían fallar, en cassette o disco de acetato de 33 y 45 revoluciones.
Los tiempos han cambiado, y lo digo porque cuando mi lupis va a alguna fiesta, ella es la que me pide el regalo que quiere llevar, pero en mis tiempo no era así, y tenía que regalar cosas que no eran de mi agrado como el clásico jabón de figuritas de colores y olores, o lo peor el paquete de truzas o pantaletitas arrepolladas (o sea con encaje en forma de corazón o rosa). En el caso de fiestas más sencillas o de invitación exprés, es decir el mismo día, corría a la tienda de la esquina (precursora de Sam´s club porque la dueña de la tienda tenia de todo y en cantidades) a comprar un paquetito de galletas de surtido rico, esas de forma de carretita con su burrito.
Las piñatas ahora las hacen de papel y es una odisea romperlas, y hasta hay algunas que nada mas le jalan un hilo, y cae toda la colación. Si bien hay menos incidencia en las rajadas de cabeza por lajazos de barro, como que ya no es lo mismo. Ademas tenias que llevar tu bolsita para los dulces.
La bebidas eran la clásica horchata de arroz y galletas como de animalito pero con un turrón de color azul o amarillo, si alguien sabe donde hay que me diga, botanas y dulces de verdad que si nos lo comíamos nos los almacenábamos como mi lupis que nada mas lo deja para gusto de las hormigas.
El pastel, mmm.. se acuerdan de esos pasteles de cancha de futbol, que tenían los jugadores que utilizábamos luego con botones como balón, o cuando mucho los pasteles de bosque con arroyo. Y de esas varillas con bolitas de dulces que los arrancábamos con los dientes, no sé como nunca me dio tétanos.
No existían las fiestas de temas como dora la exploradora, lazy town, hombre araña, aquellas fiestas eran solo del festejado, el cual se vestía como si fuera a salir con la novia de pantalón y camisa de vestir y con zapatos nuevos que lo imposibilitaban para agarrar dulces de piñata.
Así eran las fiestas algunas con películas y pocas con payasos, pero todas de las que me acuerdo muy buenas.
Bueno nos vemos luego.

1 comentario:

  1. OYE... SI QUE SE DE LO QUE ESTAS HABLANDO... ESOS TIEMPOS FUERON MUUUUY BUENOS, YO SOY TESTIGO DE ELLO... AAHH... Y YO SE DONDE PUEDES ENCONTRAR LAS GALLETAS (QUE RARO NO?? JAJA)... SE LLAMAN AVETUNADAS.. Y LAS CONSIGUES EN EL MERCADO DIAZ ORDAZ... MUY BUENAS POR CIERTO!!

    ResponderEliminar