jueves, noviembre 12, 2009

Quieres ser mi novio.


Corrían los primeros días del año de 1992, y su servilleta con 14 años a sus espaldas cursaba el ultimo año de secundaria, a diferencia de ahora y nadie me dejara mentir, la secundaria todavía guardaba todavía un toque de inocencia y recato, el cual se ha ido perdiendo.
Aunque generalmente utilizábamos las horas libres para jugar fut, básquet, u otros juegos, empezábamos a interesarnos por las niñas, y hacíamos un espacio en nuestra apretada agenda para flirtear con una que otra chamaca de nuestro agrado.
Producto de esto un amigo quería por novia a una niña que estaba a dos salones del nuestro, su nombre Cinthya, como buen amigo y que quede claro a petición suya, decidí ayudarlo, con todos los medios posibles que habían en ese tiempo, cabe recordar que no existía internet, así pues nos dimos a la tarea de buscar tarjetas, peluches sin faltar la clásica rosa para llevársela a su casa. No consideraba hacer mal tercio al menos en ese momento, entonces fungí como Cupido para echarle un aventón a mi amigo, además que después de visitarla le hablaba por teléfono exaltando las virtudes de este hasta ese momento amigo.
Craso error, resulta que aproximadamente después unos 20 días de visitas y platicas por teléfono le dije, sabes le gustas a Fernando Federico Daniel (obvio omito el nombre por cuestiones de seguridad… mía), y me contesto, si pero a mí el que me gustas eres tú. Cayeron como bomba esas palabras y no por el hecho de defraudar a mi amigo, si no por la falta de experiencia. Recuerdo que le conteste tu también me gustas mucho, y vino la pregunta “quieres ser mi novio” (en esas épocas tener novia te daba status entre tus amigos) a lo que automáticamente respondí que si, las otras dos horas de platica no las recuerdo, lo que me acuerdo era la voz de mi mama diciendo deja ya ese teléfono…
Por ningún momento me paso en la mente mi amigo, y ahora tal vez se lo que pensaría cuando le dije, Fernando Federico Daniel, Cinthya es mi novia (que gacho), hizo un gesto de descontento pero no paso nada.
A ella la traían a la secundaria y se quedaba afuera a esperar a sus papas, fue en una de esas tardes en donde di o mejor dicho me dieron mi primer beso. Fue realmente algo especial y sin descripciones lo único que hice fue despedirme y correr muy fuerte jaja, ni dormí esa noche. Cuatro días después llego el 14 de febrero, además la escuela celebraba el famoso viernes cultural, no me acuerdo que regale, pero ella me dio un cavernícola de peluche que tuvo un desenlace infeliz, y uno chocolatote kisses que no tuvo más vida que ese día.
Todo era perfecto, que más podía pedir 3º de secundaria, 16 días con novia, amigos etc. pero no la vida es cruel, llego el lunes y esta niña Cinthya que dio inicio a mi primer relación también se encargo de darle final. Fueron más o menos 10 minutos que platicamos para que me diera alas y como 5 en los cuales después de despedirnos quede un tanto perplejo, hasta que un amigo en la cancha de futbol dijo ven vamos a jugar.
Llegue a mi casa ese día buscando al cavernícola que no la debía ni temía, pero claro esta a ella no le podía arrancar un brazo y desquite todo mi enojo con el pobre peluche que salió volando (cabe mencionar que mi decepción no duro más de 3 días).
Así fue entonces como fue el inicio y el final de mi primer noviazgo y mi primer beso.
Nos vemos luego.

1 comentario:

  1. Compadre, eres quita novia, eso lo tiene que saber mi comadre Vicky... mira compadre, no te sientas mal, lo único bueno de esto es que lo que le pudo haber tocado a tu amigo en ese momento, te tocó a ti, le evitaste una decepción que a lo mejor a él le pudo haber durado más de 3 días...Para tu consuelo compadre, a mi me sucedió lo mismo que a ti, solo que al cabo de una semana no pude con los remordimientos y fui yo quien puso fin a esa relación... jejejeje... son cosas de la vida.

    ResponderEliminar