sábado, diciembre 12, 2009

En donde esta el niño...


Me jacto de ser muy cuidadoso con mis hijos, es mas soy de las personas que señalan con índice de fuego cuando por descuido se pierden los niños y las mamas lloran como locas.
Desafortunadamente, a cada santo le llega su día o a cada jolote su navidad que es lo mismo y no podía quedar exento de dicho suceso. Hoy en la mañana pasamos al súper toda la familia Lupis, Ángel, mi cochi feroz y su servidor, sin siquiera imaginarnos de la odisea a la cual nos enfrentaríamos en los siguientes 30 minutos.
Antes de irnos a la casa de mis queridisisimos suegros (espero sepan lo que es el sarcasmo), decidimos pasar a comprar unas cosas para el camino ya que no habíamos desayunado, entramos y de manera rápida compramos unos jugos y uno que otro pan, para avanzar me fui a hacer cola ya que solo funcionaban dos cajeros. En eso y como a 40 metros estaba mi pequeño con mi cochi cuando le dije “apúrate que ya vamos a pasar” y como ella pagaría me dijo voy pero el niño, no quiere que lo cargue, le dije déjalo, no le pasa nada, llego a la caja y al voltear nos percatamos que ya no estaba.
Noooooo…. Salí corriendo con la esperanza de verlo no muy lejos. Pero no fue así. Por mi mente paso la abducción (secuestro alienígena) y me sentí peor que cuando eliminaron a mis jaguares de la liguilla. Fue en eso que mi cochi dio un grito despavorido donde está el niño.
Salí corriendo a servicio a clientes para solicitar ayuda, que prontamente se me dio, cerraron las puertas, vocearon al niño con su descripción al micrófono ya saben (código rojo, código rojo, niño de un año pantalón azul playera celeste código rojo), así que todos empezamos a buscarlo por al menos los 3 minutos más largos que he vivido.
Al fin lo encontramos acurrucado comiendo una galleta que le había destapado su mama en el camino.
Prometo que en vez criticar a las personas que pierden a sus niños ayudarlas a buscar y espero que ustedes tengan mucho cuidado.
Felicidades a todas la Lupitas. Por ser su día.
Nos vemos luego.

1 comentario:

  1. compadre... no lo puedo creer.. que horror, ya me imagino cómo se sintieron... gracias a Dios que angelito está bien, no cabe duda que ese niño tiene un angelote que lo está cuidando...
    Los quiero mucho

    ResponderEliminar